Topes para estacionamiento

 

Los bordillos son elementos de cemento que se utilizan para separar las zonas de paso de los peatones de las calzadas por las que circulan los coches, permitiendo la circulación de todos y manteniendo unos límites de seguridad.

Estos bordillos se elevan por encima de la línea de la calzada para generar un espacio elevado que evita que los coches la invadan y vayan por la zona por la que deben ir. También se suelen colocar estos bordillos como topes para estacionamiento para evitar al realizar las maniobras de aparcamiento que los conductores se suban a la acera por error.

 

Para hacerlos más visibles en ocasiones se pintan con colores llamativos o reflectantes, consiguiendo así ser vistos incluso en condiciones adversas.

 

Hagamos entre todos de la ciudad un lugar más seguro y circulemos cada uno por la zona que nos corresponde, siempre convenientemente de limitada por los bordillos de las aceras.