Tapetes dieléctricos

 

Los tapetes dieléctricos fueron uno de esos inventos que consiguieron hacer muchísimo más segura muchas de las industrias que antes se consideraba completamente peligroso. ¿Por qué?

Estos tapetes dieléctricos están fabricados de un material completamente protegido contra las descargas y la corriente eléctrica, por lo que los riesgos por electrocutación se verían reducidos de una manera completamente fabulosa y revolucionaria.

Así, las fábricas se convierten en lugares mucho más tranquilos por los que caminar, gracias a ese material llamado hule que nos permite con tanta facilidad trabajar incluso en las condiciones más complicadas.

De hecho, los lugares donde es recomendable usar estos tapetes dieléctricos son las fábricas, los tableros de alto voltaje, los talleres, las bodegas, ya que resiste muy bien la humedad, y en general, cualquier zona que tenga peligro de causar una descarga eléctrica. Lo mejor ante todo es encargarnos de la seguridad de nuestros trabajadores que tan duramente trabajan todos los días.